Luego de la muerte de un aspirante a efectivo de 18 años, el gobierno provincial relevó a las autoridades de la Policía y abrió un sumario para investigar lo sucedido.