El huracán desborda ríos y anega viviendas en el sureste de Estados Unidos.