Las publicaciones se habrían pago con el objetivo de interferir supuestamente en las elecciones presidenciales de 2016 en EE.UU.