El joven se ofreció como voluntario para juntar la plata y desapareció con 55.000 del resto del grupo.