Este rechazo a las leyes europeas tendrá efecto cuando el Reino Unido formalice el "brexit" o salida de la UE el próximo 31 de octubre.