El nerviosismo se apoderó de la 'city porteña' donde en las pizarras la moneda abrió en 53 pesos pero rápidamente cayó hasta los 60 por dólar estadounidense.