La ley del estado de Wisconsin permite procesar como mayor de edad a toda persona de más de 10 años. La homicida tiene justo esa edad.