Así lo indicó la ONU, que espera luz verde del gobierno para efectuar una evaluación en el terreno.