El consulado abrió hace una semana pero está en riesgo por el impago del alquiler desde el pasado mes de septiembre.