Veinte muertos y más de mil heridos es el saldo tras los violentos disturbios que azotan al país.