Las autoridades habían ofrecido 50.000 reales (unos 14.300 dólares) por informaciones que condujeran a su detención.