Las violentas manifestaciones de los últimos días tendrán "una afectación directa en el turismo y el comercio" en el último trimestre, según la asociación de comerciantes Barcelona Oberta.