El canciller Ri Yong-ho sostuvo que es la firma voluntad de todo el personal  militar tras las amenazas de Donald Trump.