El actual proyecto de ley prorroga la emergencia hasta diciembre de 2022.