De los 12 casos mortales relacionados con Irma, seis se produjeron en accidentes de tráfico debido al mal tiempo, cuatro mientras se preparaban para la llegada del ciclón, uno electrocutado y el último de un ataque al corazón mientras intentaba encender un generador eléctrico.