"La situación de derechos humanos sigue afectando a millones de personas en Venezuela y con claros impactos desestabilizadores en la región", reiteró la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos.