Undercover Global S. L. estaba encargada de la seguridad en la delegación ecuatoriana en Londres y a la vez registraba la vida cotidiana del periodista.