La Universidad Católica Argentina destacó que un 51,7 % de los niños y adolescentes del país viven en un hogar pobre.