Un niño de siete años murió ahogado por la fuerte subida de las aguas en Islas Ábaco por el paso del ciclón mientras que su hermana está desaparecida.