"Al menos diez personas fallecieron", indicó el Cuerpo de Bomberos de Rio de Janeiro (CBMERJ), sin precisar si las víctimas eran pacientes o trabajadores del hospital Badim, en el barrio de Tijuca en la zona norte de la ciudad.