La pareja y sus hijos visitaron la ciudad natal del jugador, donde se encontraron con varios familiares.