El actor norteamericano se encontraba en Los Ángeles. Luego de pagar la fianza quedó en libertad.