La conductora argentina cedió los derechos a su amigo y productor Gustavo Yankelevich.