La exestrella de Disney tuvo una crisis emocional y se encuentra ahora recibiendo tratamiento.