El actor argentino se refirió a lo "caótico" que es la producción de una película.