Más de 800 personas participaron en la ceremonia, donde el exfutbolista brasileño Ronaldinho, el actor y cantante estadounidense Will Smith y los músicos Nicky Jam y Era Istrefi, se encargaron del cierre artístico.