La obra de Cuarón ganó este año los Óscar a mejor película extranjera, mejor fotografía y mejor dirección.