Personalidades como Ruben Rada, Washington Carrasco y Eduardo Larbanois se reunieron para modificar una ley de 1937.