La actriz canadiense murió este domingo a sus 68 años.