El exfutbolista prefirió enviarle una caja de bombones y un oso de peluche.