La banda británica, icono de la década de 1990, se reencontrará el año que viene.