"The Irishman", que abrió el Festival de Cine de Nueva York, fue elogiada por la crítica.