El actor se encontraba en Cerdeña (Italia) para rodar una serie de televisión.