El funeral de la artista, considerada por muchos críticos como la mejor soprano del siglo XX, tendrá lugar el próximo lunes en Barcelona, su ciudad natal.