La actriz, que falleció a los 64 años, sufría cáncer de colon.