Familiares, amigos y vecinos maragatos despidieron al popular conductor entre sonoros aplausos, anécdotas y lágrimas.