La precuela de "Game of Thrones", titulada "House of the Dragon", se sitúa 300 años antes de la lucha por el Trono de Hierro que cautivó a todo el mundo.