La actriz estadounidense se metió en el debate y dijo que las mujeres "tienen derecho a decidir".