La delicadeza con la que el director muestra sus recuerdos convenció totalmente al jurado.