Según el relato de la reportera Cara Buckley, fue un fotógrafo del chef Wolfgang Puck quien detuvo al ladrón.