La acción de este filme se centra en los años 60 en Newark (Nueva Jersey, EE.UU.) y narra los enfrentamientos entre afroamericanos y descendientes de italianos.