La Justicia de Nicaragua, país donde habría ocurrido el hecho, llevará adelante la demanda que la víctima interpuso en Managua.