El futbolista y sus hijas recorrieron la rambla en "tren" artesanal.