Los hijos, de edades entre 2 y 29 años, fueron encontrados atados a las camas y con signos de malnutrición en la casa familiar, indicaron en un comunicado las autoridades del condado de Riverside, en el sur de California.