La caída de los precios se debió a la reducción en el precio de la electricidad mediante el programa “UTE premia”, que provocó que el costo de la energía se redujera en 18,82%.