El uruguayo volvió a la titularidad en el primer partido del holandés Clarence Seedorf como técnico blanquiazul.