El uruguayo Luis Suárez fue la gran ausencia en el estadio Benito Villamarín.