La sanción fue por los incidentes ocurridos en el Campeón del Siglo el 27 de abril cuando Peñarol enfrentó a Palmeiras por la Copa Libertadores.