A sus 35 años, el suizio venció a Cilic y se consagró como el hombre que más torneos ganó en la historia del Grand Slam.