El equipo madridista conquistó su 13ª Copa de Europa tras un histórico gol de Bale.